fbpx

10 formas de financiar tu negocio o startup [Infografía]

Encontrar financiamiento para tu negocio o startup en cualquier clima económico puede ser un desafío, ya sea que estés buscando fondos iniciales, capital para expandir o dinero para aguantar en tiempos difíciles.

Hay dos formas básicas de financiar una pequeña empresa: deuda y capital.

Deuda: Préstamo o línea de crédito que proporciona una cantidad fija de dinero que debes reembolsar dentro de un período de tiempo. La mayoría de los préstamos están garantizados por activos, lo que significa que el prestamista puede retirar los activos si tu no pagas. Un préstamo también puede no estar garantizado, es decir, no hay ningún activo específico que lo asegure.

Acciones: Vendes una parte de tu negocio (lo que se conoce como venta de acciones). En este caso, normalmente no tienes que devolver la inversión porque el nuevo propietario del capital obtiene todos los beneficios, los derechos de voto y el flujo de efectivo asociados con esa participación en el capital.

Independientemente del nombre del producto, todas las soluciones de financiación consisten en deuda, capital o una combinación híbrida de ambas. Ten en cuenta que no existen soluciones «buenas» o «malas». La mejor solución para tu negocio, depende de tus circunstancias y requisitos específicos.

Hay muchas formas diferentes de financiar una startup, y su viabilidad también depende en gran medida del tipo de negocio que tengas o desees abrir. A veces, todas las opciones pueden ser abrumadoras, pero lo que quiero hacer con este artículo es ayudarte a encontrar el dinero que necesitas. Por ello, he compilado estas 10 formas para financiar tu negocio o startup.

1. Bootstrapping

La autofinanciación, también conocida como bootstrapping, es una forma eficaz de financiación inicial, especialmente cuando recién estás comenzando tu negocio. En un mundo ideal, deberías ahorrar dinero durante un período de tiempo y utilizar este dinero para financiar tu negocio. Esta es probablemente la forma más sabia, conservadora y segura de iniciar una empresa. Sin embargo, un problema obvio con este tipo de financiación es que está limitado por la cantidad de dinero que puedes ahorrar.

Con el autofinanciamiento, conservas pleno control del negocio, pero también asumes solo todo el riesgo.

Nota: Para financiar tu proyecto, no es recomendable usar los ahorros de la jubilación, préstamos hipotecarios, préstamos de seguros y fuentes similares; ya que, si el negocio fracasa, corres el riesgo de perder tu casa, tu jubilación y tu seguro.

2. Familiares y amigos

Ponerse en contacto con familiares y amigos es la forma más común de financiar una nueva empresa. Pero cuando conviertes a tus seres queridos en acreedores, estás arriesgando su futuro financiero y poniendo en peligro relaciones personales importantes. Un error clásico es acercarse a amigos y familiares antes de que se haya implementado un plan de negocios sólido. Para evitarlo, debes proporcionar proyecciones financieras formales, así como una evaluación basada en evidencia que indique cuándo tus seres queridos podrán volver a ver su dinero. También debes enfatizar el riesgo involucrado, recuérdales que es muy probable que pierdan su dinero, así de esta manera estarán prevenido y se evita afectar la relación. Mostrar un plan de negocio, les permite a tus inversores saber que te tomas en serio su dinero.

Otro problema aunado a esto, es que lo más probable es que consigas un socio comercial incluso si no lo deseas. Una vez que su dinero está en juego, incluso los llamados «socios silenciosos» pueden volverse muy locuaces y obstinados. Puedes contar con el hecho de que tu amigo o familiar querrá participar en tus decisiones comerciales. Esta dinámica puede afectar la relación, especialmente si optan por ignorar tus consejos.

Nota: Asegúrate de obtener un acuerdo por escrito y de que un abogado lo redacte por ti. Además, debes dedicar mucho tiempo en educar a tus inversores sobre los riesgos del negocio. Por último, deberías considerar recordarles que sólo deben invertir el dinero que puedan permitirse perder.

3. Préstamos bancarios

En un préstamo, el banco te otorga una cantidad fija de dinero que se reembolsa durante un período de años. Una línea de crédito proporciona un servicio rotatorio que se puede utilizar cuando sea necesario y reembolsarlo de forma regular, al igual que una tarjeta de crédito.

Obtener un préstamo o una línea de crédito comercial puede resultar difícil. El principal interés del banco es recuperar el dinero. Y su forma preferida de recibir el pago es a través del flujo de caja que ya genera tu negocio. Como resultado, solo proporcionarán financiamiento si tu empresa tiene un historial comprobado de generación de efectivo y activos sustanciales. Una buena idea no es suficiente; tiene que estar respaldada por un plan de negocios sólido. Los préstamos de puesta en marcha también suelen requerir una garantía personal de los empresarios.

Dependiendo de tu situación, puedes calificar para préstamos para ciertos aspectos de tu negocio, como equipos.

Si el banco rechaza tu solicitud, también puedes intentar obtener una línea de crédito personal. También puedes intentar con otros bancos e instituciones financieras si tu primera parada no tiene éxito.

Cuando busques préstamos bancarios, haz una investigación muy detallada, ya que las tasas de interés y las condiciones pueden variar mucho entre los diferentes bancos. Asegúrate de que las tasas de interés sean bajas para evitar que aplasten a tu empresa en los primeros años donde probablemente obtendrás muy pocos ingresos.

4. Venture capital (Capital de riesgo)

Lo primero a tener en cuenta es que el capital de riesgo no es necesariamente para todos los emprendedores. Desde el principio, debes tener en cuenta que los capitalistas de riesgo buscan empresas impulsadas y con alto potencial de crecimiento en sectores como la tecnología de la información, las comunicaciones y la biotecnología.

Las empresas de capital riesgo invierten en las primeras etapas de una empresa a cambio de una participación en el capital.

Esto significa que, si deseas una inversión de una empresa de capital riesgo, debes renunciar a una parte de tu empresa; el tamaño de la parte depende de la cantidad de dinero que necesites.

Los capitalistas de riesgo toman una posición de capital en la empresa para ayudarla a llevar a cabo un proyecto prometedor pero de mayor riesgo. Esto implica ceder parte de la propiedad o el capital social de tu negocio a una parte externa. Los capitalistas de riesgo también esperan un retorno saludable de su inversión, que a menudo se genera cuando la empresa comienza a vender acciones al público.

Lo bueno de este tipo de inversión es que, por lo general, las empresas de capital riesgo también brindan algún apoyo adicional, ya que quieren que tu negocio tenga éxito porque tienen un interés financiero en él. Además, son expertos en el campo, por lo que si muestran interés en tu idea de negocio, al menos sabes que estás haciendo algo relevante. Si tu idea no fuera buena, no intentarían formar parte de ella.

5. Business Angels

Los ángeles son generalmente personas adineradas o ejecutivos de empresas jubilados que invierten directamente en pequeñas empresas propiedad de otros. Suelen ser líderes en su propio campo que no solo aportan su experiencia y red de contactos, sino también sus conocimientos técnicos y / o de gestión. Los business angels tienden a apoyar a las pequeñas empresas para que despeguen. Muchas veces, están dispuestos a correr un poco más de riesgo si creen en la idea que se les presenta. Suelen financiar las primeras etapas del negocio con inversiones por el orden de los $ 25.000 a $ 100.000.

Cuando aceptas la inversión de un ángel, también tienes que dar una participación de capital a cambio, aunque a veces esto se puede canjear por deuda convertible. Si bien el inversor probablemente también querrá ver dinero en algún momento, no siempre es el único motivo. Si están realmente convencidos de tu idea, es posible que estén dispuestos a esperar un poco más para obtener ingresos y dejarte encontrar tu propio camino.

Obtener una inversión ángel puede ser muy difícil porque el inversor necesita ver un potencial de crecimiento y un plan de negocios viable con una estrategia de salida razonable. Una estrategia de salida es un evento de liquidez que permite al inversor recuperar su inversión y tomar sus ganancias. La mayoría de las inversiones ángel tienen un horizonte temporal de tres a cinco años.

A cambio de arriesgar su dinero, los ángeles se reservan el derecho de supervisar las prácticas de gestión de la empresa. En términos concretos, esto a menudo implica un puesto en el consejo de administración y una garantía de transparencia.

Los ángeles tienden a mantener un perfil bajo. Para conocerlos, debe ponerte en contacto con asociaciones especializadas o buscar sitios web sobre business ángels.

Nota: Es muy importante que si consigues el financiamiento de un Business Angel, contrates a un abogado especializado para ayudarte a comprender cómo estructurar la venta de acciones; de lo contrario, podrías terminar con una participación de propiedad sustancialmente diluida en financiaciones posteriores.

Te podría interesar:

6. Crowfunding

El crowdfunding puede ser una excelente manera de obtener dinero para tu startup, especialmente si tienes una idea innovadora que tiene el potencial de involucrar a las personas. El crowdfunding básicamente significa que pones tu idea en una de las plataformas de crowdfunding y le pides a la gente que contribuya económicamente con ella. Puedes configurar un sistema de recompensas, o incluso utilizarlo como un sistema de pedidos anticipados; una vez que tu producto esté terminado, las personas que contribuyeron con tu campaña lo recibirán.

El crowfunding es como pedir un préstamo, un pedido anticipado, una contribución o inversiones de más de una persona al mismo tiempo.

Sin embargo, el crowdfunding solo funciona en los casos en que el producto es interesante y pueda atraer a las personas. El uso de una campaña de crowdfunding también puede generar mucho entusiasmo sobre tu producto incluso antes del lanzamiento, por lo que puede ayudarte una vez que empieces su comercialización.

Por lo general,  los sitios de crowdfunding funcionan de la siguiente manera:

  • Te inscribes en la plataforma.
  • Publicas una descripción detallada de tu negocio: Menciona los objetivos de tu negocio, planes para obtener ganancias, cuántos fondos necesitas y por cuáles razones.
  • Estableces una meta de cuánto dinero te gustaría recaudar durante un período de tiempo, digamos, $ 5000 durante 40 días.
  • Los consumidores pueden leer sobre el negocio y dar dinero si les gusta la idea. Aquellos que dan dinero harán promesas online. Prometen comprar el producto con anticipación o dar una donación. Cualquiera puede contribuir con dinero para ayudar a un negocio en el que realmente cree.

Por lo general, los creadores de proyectos ofrecen incentivos por hacer promesas, por ejemplo, si le das a un músico $ 25, recibirás uno de sus sencillos a cambio. No hay un retorno de la inversión a largo plazo para los partidarios.

Las principales plataformas de crowfunding son:

7. Incubadoras o aceleradoras

Las incubadoras de empresas son exactamente lo que sugiere el nombre: una organización dedicada a brindar servicios y apoyo a empresas incipientes. Las incubadoras están dirigidas por firmas de capital de riesgo, agencias gubernamentales y universidades con el objetivo de fomentar nuevos negocios en sus etapas más tempranas proporcionando asistencia en marketing, redes, infraestructura y financiamiento. Por el contrario, las aceleradoras se centran principalmente en empresas que ya se han establecido.

Comúnmente, las incubadoras invitan a futuras empresas y a otras empresas incipientes a compartir sus instalaciones, así como sus recursos administrativos, logísticos y técnicos. Por ejemplo, una incubadora podría compartir el uso de sus laboratorios para que una nueva empresa pueda desarrollar y probar sus productos de forma más económica antes de comenzar la producción.

Aunque normalmente hay algo de financiación asociado a la participación en un programa de aceleración o incubadora, el gran beneficio es aprovechar las redes que proporcionan. Ofrecen tutorías muy cercanas por parte de empresas y personalidades de los respectivos campos y se aseguran de que los participantes tengan la oportunidad de ejecutar sus ideas por expertos antes de lanzarlas. Básicamente, intentan acelerar la fase de desarrollo comercial inicial para que las empresas estén listas para el siguiente paso, antes de lo que estarían si solo pasaran por esto solos.

Al final de un programa de aceleración o incubadora, a menudo hay una presentación de los resultados frente a inversores ángeles o empresas de capital de riesgo. Entonces, incluso si la financiación directa adjunta a los programas es marginal, ofrecen la oportunidad de conectarte con partes que tienen los medios y el interés para invertir en nuevas empresas e ideas.

Estos programas normalmente tienen una duración de 4 a 8 meses y requieren un compromiso de tiempo por parte de los emprendedores.

8.  Subvenciones y subsidios gubernamentales

En muchos países, el gobierno quiere apoyar a las pequeñas y nuevas empresas para impulsar el sector económico y generar empleo. Trata de averiguar si tu país tiene algunos de estos programas, ya que pueden ser una excelente manera de obtener dinero para hacer despegar tu proyecto. Muchas veces, los préstamos para pequeñas empresas emitidos por el gobierno tienen una tasa de interés más baja que los que se encuentran en instituciones bancarias.

Las agencias gubernamentales brindan financiamiento, como subvenciones y subsidios, que pueden estar disponibles para tu negocio.

En el caso de las subvenciones, obtenerlas puede ser difícil. Puede haber una fuerte competencia y los criterios para ser elegido suelen ser estrictos. Generalmente, la mayoría de las subvenciones requieren que iguales los fondos que se te otorgarían y esta cantidad varía mucho, según el donante.

9. Factorización

La factorización es un método de financiamiento en el que una empresa vende sus cuentas por cobrar con un descuento para obtener efectivo por adelantado. Por lo general, este método lo usan empresas que tienen problemas de flujo de efectivo porque los clientes pagan sus facturas lentamente. Sin embargo, solo deberías utilizar el factoring si trabajas con clientes comerciales y gubernamentales con buen crédito. Cuando se usa correctamente, la línea puede mejorar tu flujo de caja y permitirte adquirir nuevos clientes.

Sin embargo, es una forma cara de recaudar fondos. Las empresas que venden cuentas por cobrar generalmente pagan una tarifa que es un porcentaje del monto total. Si pagas una tarifa del 2% para obtener fondos con 30 días de anticipación, es equivalente a una tasa de interés anual de aproximadamente el 24%.

10. Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden proporcionar una forma eficaz de financiar un negocio y ampliar tu flujo de caja. Puedes usarlas para pagar a los proveedores y, a menudo, obtener descuentos. La desventaja de las tarjetas de crédito es que están vinculadas directamente a tu puntaje crediticio.

Los adelantos en efectivo son otra fuente de fondos. La mayoría de las compañías de tarjetas de crédito imponen límites a sus adelantos en efectivo y cobran tasas altas. Como tal, el uso de anticipos en efectivo puede ser costoso, pero también puede ser útil como último recurso.

Nota: Las tarjetas de crédito pueden ser muy útiles para ampliar tu capital de trabajo y aliviar los problemas de flujo de caja, especialmente si las utilizas para pagar a los proveedores. Ten cuidado de no sobrepasarte en el límite  y recuerda que tu puntaje de crédito se ve afectado por cómo usas la tarjeta.

Conclusión

Como has podido leer, estas son las formas más comunes de financiamiento de negocios y startups que existen. Cuál de estas formas es la adecuada para ti dependerá en gran medida de las circunstancias, ya que no todas estas ellas funcionan para todos los campos y todas las situaciones.

Siempre toma en cuenta que ante la posibilidad de pedir financiamiento, tienes que tener cuatro elementos imprescindibles:

  • Determinar cuánto necesita realmente su negocio. Esto es para evitar pedir demasiado dinero o menos de lo que realmente necesita.
  • Un plan de negocios sólido.
  • Proyecciones financieras realistas.
  • Tener un Pitch Deck preparado ante una posible presentación ante inversionistas.

Encontrar financiamiento puede ser la parte más difícil de hacer despegar tu negocio, pero también la más gratificante. Una vez que hayas ahorrado, hayas obtenido la aprobación para un préstamo o hayas encontrado a otras personas para invertir en tu negocio, puedes volver a, o comenzar, el trabajo de tus sueños.

Infografía: 10 Formas de Financiar tu Startup

financiat tu startup

¿Conocías algunos de estos métodos de financiamiento? ¿Has tenido la oportunidad de solicitar algunos de ellos? Me gustaría saber tu experiencia, así que déjalas en los comentarios.

Deja un comentario

Responsable: Rosana Rosas.
Finalidad: Gestionar los comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento aceptando la Política de Privacidad.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos que me facilites están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de EEUU o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo Privacy Shield.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

mail

¡Gracias!

Pero sólo falta un paso más

Necesito que confirmes tu dirección de email en el correo que te he enviado.

**Nota: Revisa todas las bandejas de tu correo (Ej. Spam, promociones, notificaciones o social) para ver el email de confirmación.