fbpx

10 Tips para Trabajar desde Casa siendo Freelance [Infografía]

Si ya lo decidiste o estás pensando en convertirte en freelance y trabajar desde casa, no te preocupes, no eres el único que ha dado o dará ese paso. El teletrabajo es una tendencia emergente que actualmente se está extendiendo a nivel mundial y al contrario de lo que puedan pensar muchos, trabajar desde casa ofrece beneficios. Se puede lograr una mayor productividad y rendimiento si se establecen reglas y rutinas que permitan equilibrar la vida laboral y personal. Pero también puede convertirse en un desafío si no es bien administrado.

Muchos decidimos convertirnos en freelance porque queríamos flexibilidad en el horario y por permitirnos controlar nuestro flujo de trabajo y nuestros tiempos.

Todos los que trabajan de forma remota deben determinar cuándo trabajar, dónde trabajar y cómo crear límites entre el trabajo y la vida personal.

Esto supone una libertad para realizar nuestras actividades al igual que también supone una responsabilidad; ya que debemos ser conscientes de que trabajando como freelance y desde casa debemos imponer reglas propias que no deben ser tomadas a la ligera, por el contrario tenemos que demostrar que somos más profesionales que nunca.

Por esta razón, quiero darte algunos tips para trabajar desde casa siendo freelance.

1. Crea tu espacio de trabajo

El crear un espacio de trabajo para realizar tus actividades te ayudará a mantenerte enfocado.

En casa, puedes  habilitar y acondicionar una habitación para que se convierta en tu oficina. Este espacio debe ser iluminado y debe disponer de tomas de corriente.

Si no dispones de esta habitación designa un lugar de tu casa que te permita trabajar tranquilamente y sin distracciones.

Prepara tu zona de trabajo y ubica el mobiliario requerido. Utiliza un buen escritorio o mesa, una silla cómoda y ergonómica (tu espalda te lo agradecerá), estantes para guardar tus carpetas y documentos y si puedes dispón de una cartelera para anotar tus pendientes y tener a la vista tu planificación.

2. Ten una actitud laboral

Debes colocarte un chip en la cabeza de que cuando te levantas por las mañanas vas a tu sitio de trabajo. Al principio es difícil pero hay que crear el hábito.

Dúchate cada mañana, quítate la pijama y vístete. Esto no quiere decir que te vistas con ropa de oficina pero si con ropa cómoda, esto con la finalidad de ubicarte psicológicamente en la mentalidad correcta para el trabajo. También estarás listo para manejar cualquier tipo de video chat o comunicarte con un cliente. Estarás dispuesto para realizar el trabajo y estará preparado mental y físicamente para el día.

Prepara tu café y desayuno, y prepara tu almuerzo.

Realiza las mismas rutinas que harías cómo si tuvieras que salir de casa para ir a tu sitio de trabajo. Al igual que un día estructurado en un entorno de oficina, aprende a estructurar tu día de manera similar en casa.

3. Establece un horario de trabajo

Cuando decidimos ser freelance, lo hicimos para tener flexibilidad en nuestro horario de trabajo. Aun así, y para ser más productivos y tener un momento para nosotros mismos debemos programar nuestro tiempo.

Es importante que respetes tu horario laboral, evita dejar cosas para después o para las horas que puedes dedicar para ti mismo o tu familia.

Así que cuando llegue el término de la hora de trabajo cumple con eso. Desconecta, apaga tu computador, arregla y guarda tus papeles. Y sal de tu “oficina” y llega a “casa” a descansar. De lo contrario llegarás hasta la medianoche trabajando y te sentirás agotado al siguiente día.

También debes respetar tu hora de almuerzo, toma este tiempo para comer y reposar un rato hasta comenzar de nuevo con la jornada del día.

Puedes utilizar una herramienta online como alarma para avisarte sobre tu hora de almuerzo y de finalización del trabajo.

Sigue una rutina estricta y establece horas de trabajo específicas para estar más enfocado, más alerta y más productivo.

4. Planifica y organízate

Al planificar minimizarás las distracciones y serás más productivo. Ya sabes lo que vas a hacer durante la semana y durante cada día, así que enfócate en ello.

Obviamente tienes que organizarte. Crea un sistema de archivos, horarios para cada actividad y listas de tareas.

Para ello, inicia tu jornada revisando las prioridades del día. Haz tu lista de tarea cada mañana y cúmplela. Establece metas y límites de tiempo para cada actividad. Después de completar cada tarea, táchala de la lista. Esta técnica simple es efectiva y satisfactoria.

Puedes utilizar la aplicación todoist para crear tu lista de tareas.

Además, de hacer listas de tareas; adquiere el hábito de usar un calendario o un planificador. Por ejemplo, si trabajas desde tu casa algunos días pero estás de viaje en otros, ten el hábito de usar un planificador para anotar y realizar un seguimiento de los plazos, las citas y las reuniones.

Para planificar las tareas puedes usar las siguientes aplicaciones

5. Separa tu trabajo de tu casa

Trabajar desde casa puede invadir tu vida personal, así como tu vida hogareña puede invadir tu actividad profesional. Por ello es importante que si estableciste un  horario no hagas labores del hogar; no montes la lavadora, no te pongas a cocinar o a limpiar el rinconcito olvidado. Si tienes que hacer eso realízalo cuando acabe tu horario de trabajo.

También no olvides indicar a tus clientes tu horario de atención y siempre diles que trabajas en una oficina. Si ellos saben que trabajas desde casa tendrás que acostumbrarte a llamadas a altas horas de la noche para hacerte una solicitud.

6. Reconoce y evita las distracciones

Identifica aquellos elementos y personas que puedan distraerte y robar tu tiempo.

Comunica a tu familia, hijos, amigos y vecinos que sí, estas en casa; pero estás trabajando y no estarás disponible por un período de tiempo. Pídeles que respeten tu horario de trabajo y no sean motivo de interrupción y distracción.

Así mismo, evita encender el televisor o mirar a cada rato el celular para ver si tienes alguna notificación. Disminuye considerablemente el uso de las redes sociales y correo electrónico, y nunca te veas tentado a mirar un ratito Netflix.

Estas distracciones pueden quitarte el enfoque y evitar que seas productivo. Pon toda tu atención y foco a tu planificación y a las tareas que tienes que realizar en el día.

7. Identifica tus horas productivas

Por lo general, todos sabemos en qué horas somos más productivos. Por ejemplo, en las tardes yo soy más productiva y realizo actividades relacionadas a la creatividad y el desarrollo intelectual. Ya en la mañana me dedico a investigar y a hacer el trabajo rutinario.  

Para descubrir en qué período de tiempo eres más productivo, puedes usar aplicaciones de gestión del tiempo tales como:

El uso de una aplicación de seguimiento del tiempo te ayudará a ver tus niveles de productividad cada día y semana. Esto no solo te proporcionará información sobre cuándo eres más productivo durante el día, sino que también te mostrará cuánto tiempo dedicas a cada tarea.

Si pasas demasiado tiempo del necesario en tareas repetitivas, puede ser el momento de buscar algunas soluciones de automatización para obtener aún mayor productividad.

Te podría interesar:

8. Toma descansos cortos

Procura asignar en tu horario de trabajo tiempos descanso de por lo menos 5 minutos. Esto lo puedes hacer como premio por haber concluido una tarea, además que estos recesos pueden aumentar los niveles de productividad y creatividad.

Levántate, estírate, asómate por la ventana, tomate un café. Da un paseo. Relájate. Este corto período de descanso te ayudará tanto física como mentalmente. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Eso si, en los descansos no te pongas a hacer labores del hogar.

9. Mantén un estilo de vida saludable

Trabajar en casa tiende a prestarse a un estilo de vida sedentario. Asegúrate de programar un horario para el ejercicio regular, mantén bocadillos saludables en la casa y bebe mucha agua.

Recuerda alimentarte. A veces nos adentramos tanto en el trabajo que olvidamos de comer.  Establece tu horario del almuerzo y cumple rigurosamente con él. Con el estómago lleno producirás más y estarás más concentrado.

Come bocadillos; compra frutas, granolas, frutos secos como maní o almendras para merendar. Porque sí, hay momentos en que la dinámica del trabajo te pone ansioso y lo único que te provoca es comer y comer. Así que para evitar una barriguita, no compres como meriendas chocolates y golosinas.

Además, intenta salir de vez en cuando de la casa, da un pequeño paseo, estira las piernas, respira aire puro, distrae tu mente.

10. Invierte en buenos equipos y tecnología de calidad

De por sí, si trabajas en casa tienes que disponer de un computador  o una laptop. Además, debes invertir en otros equipos complementarios que te ayudarán a realizar tus actividades tales como: tableta, teléfono móvil, impresora, router  con Wifi de alto rendimiento y un sistema de respaldo.

Usa el video chat para conversar con colegas y clientes. Hay muchas aplicaciones de video chat disponibles hoy en día, tales como:

  • Skype
  • WhatsApp
  • Facetime
  • Hangouts de Google

Dependiendo de la naturaleza de tu trabajo, podrías terminar pasando casi todo el día en videoconferencias charlando con un cliente o con tu audiencia. Recomiendo trabajar en una habitación bien iluminada.

Invierte también en un buen un par de auriculares de calidad y con micrófono. Las funciones de cancelación de ruido pueden ayudar a mejorar la claridad de las videos conferencias.

También es esencial tener un teléfono confiable y una conexión rápida a Internet. A través de Speedtest.net podrásde forma gratuita saber cuáles son tus velocidades de carga y descarga.

Recuerda invertir en todo lo que necesites para hacer tu trabajo de manera cómoda y eficiente.

Conclusión

Una de las principales ventajas de trabajar desde casa es la comodidad de estar en tu hogar, no perderás tiempo en el tráfico, no gastarás en gasolina ni en pasajes, no tienes que cumplir horarios rigurosos  y podrás darte un descanso cuando lo necesites.

Pero a la vez se vuelve en un desafío, tienes que lidiar y hablar con quienes habitan la casa incluidos niños y mascotas, ignorar tu cama y el televisor y evitar aislarte del mundo exterior.

Por ello cuando se trabaja desde casa hay que equilibrar el trabajo con la vida en el hogar.

Siguiendo  los tips  que te acabo de dar y siendo riguroso en tu rutina de trabajo no debe haber ningún incoveniente por trabajar desde casa. Muchas personas lo hacemos hoy en día y sin duda el teletrabajo será la opción por las que muchas empresas van a optar.

Infografía: 10 tips para trabajar desde casa

10 Tips para trabajar desde casa

¿Eres freelance? ¿Trabajas desde casa? ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Tienes algún otro tip que quieras compartir?

Me gustaría conocerlo en los comentarios 😉

Deja un comentario

Responsable: Rosana Rosas.
Finalidad: Gestionar los comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento aceptando la Política de Privacidad.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos que me facilites están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de EEUU o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo Privacy Shield.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

mail

¡Gracias!

Pero sólo falta un paso más

Necesito que confirmes tu dirección de email en el correo que te he enviado.

**Nota: Revisa todas las bandejas de tu correo (Ej. Spam, promociones, notificaciones o social) para ver el email de confirmación.