Cómo hacer Networking cuando eres Tímido [Infografía]

En los últimos años, son numerosas la cantidad de eventos de networking que se realizan. En cualquier ciudad, sobre cualquier temática y en cualquier espacio físico; el networking es la mejor excusa para aquel profesional que quieren ampliar su cartera de contactos y conocer personas influyentes en su sector.

Y es que un evento de networking es la oportunidad propicia para darnos a conocer, conocer a otros profesionales y probablemente conseguir relaciones comerciales duraderas.

Hay personas que se les da bien estar en un evento de networking y hay otras que no se les da tanto;  incluso para las últimas puede ser una experiencia estresante y abrumadora sobre todo cuando eres tímido o introvertido.

Por eso en este post te quiero compartir algunos tips para hacer networking cunado eres tímido, pero primero vamos a conocer qué significa.

¿Qué es el networking?

El networking es el proceso por el cual los individuos construyen y mantienen una comunidad de redes profesionales donde las conexiones se utilizan mutuamente para información y desarrollo personal, profesional o comercial.

El propósito del networking es conocer personas de ideas afines, compartir información, buscar oportunidades de negocios, desarrollar tu carrera o incluso hacer crecer tu propia empresa. Te das a conocer en función de quién eres y lo qué haces, y también conoces a otros.

En el mundo digital actual, las redes sociales son igual de importantes, y muchas veces más, que las redes cara a cara. Con el crecimiento de plataformas como LinkedIn y Twitter, las redes sociales pueden ser rápidas, efectivas y globales. Sin embargo, las redes en donde se requiere la presencia física, todavía están muy vivas y siguen siendo una habilidad social y comercial esencial.

Ya sea en línea o cara a cara, es importante escuchar lo que otros dicen y hacer que tus contribuciones cuenten, compartiendo información útil para todos y asegurándote de que lo que dices se integre bien con lo que otros tienen que decir.

Hacer networking no se trata de acumular contactos, sino de cuidar relaciones y mantenerlas

¿En dónde puedo hacer networking?

El networking es más que solo asistir a eventos. Esencialmente, todo lo que necesitas es otra persona con quien conversar.

Lo siguientes, son ejemplos de dónde podría tener lugar hacer networking.

  • clubes a los que perteneces, como gimnasio y actividades deportivas
  • eventos corporativos
  • conferencias
  • trabajar como voluntario
  • asociaciones profesionales
  • presentaciones y premios
  • cursos de formación
  • reuniones dirigidas por la comunidad
  • eventos en el calendario social de una empresa
  • eventos sociales
  • reuniones casuales
  • eventos de ex alumnos
  • reuniones con colegas
  • plataformas de redes sociales como Twitter o LinkedIn

Te podría interesar:

Pros y contras de hacer networking

Existen beneficios que ofrece el networking, pero también hay algunos inconvenientes.

Pros:

  • Te hace más memorable
  • Consigues leads
  • Proporcionas información que te mantiene actualizado con las últimas tendencias en tu sector
  • Te permite generar confianza
  • Puede ayudarte a resolver un problema con solo hablarlo

Contras:

  • Puede ser desalentador
  • Puede ser difícil entablar una conversación
  • Miedo al rechazo
  • Miedo a ser ignorado
  • Mucho tiempo invertido

¿Cómo hago networking si no se me da bien hablar con otras personas?

Ahora he llegado al punto crucial del cual muchos nos enfrentamos, sobre todo para las personas tímidas como yo.

Sí, soy tímida y ciertas situaciones en donde puedo hacer networking me incomodan. Pero tanto en el mundo profesional y como en el personal, hay que dejar de un lado la timidez y tomarse una bocanada de confianza y seguridad

¿Te imaginas perder una oportunidad de trabajo o de colaboración por ser tímido y no hablar?

Existen dos tipos de networking: el online y el offline.

El networking online, digamos es el más sencillo; nada más requieres un dispositivo con conexión a Internet y tener la posibilidad de socializar en las distintas plataformas de redes sociales que existen.

Pero el networking offline requiere de tu presencia física, y esto significa que puedes recibir y enviar un flujo constante de información e impresiones, como el lenguaje corporal, el tono de voz, la expresión facial y el contacto visual. Son todos elementos de comunicación interpersonal que damos por sentado, pero que contribuyen a la riqueza de la experiencia cuando hacemos networking.

En este punto, ya te habrás dado cuenta que para ser eficaz en el networking requerirás de cierta confianza. Pero, ¿qué pasa si eres introvertido, tímido o simplemente no se te da bien entablar una conversación?

Considero que lo fundamental aquí, es algo simple…

HABILIDADES INTERPERSONALES

Las habilidades interpersonales son habilidades para la vida que usamos todos los días cuando nos comunicamos e interactuamos con otros.

Se que en algún momento habrás notado que algunas personas parecen naturalmente dotadas para la comunicación y la interacción, exudando confianza como si hubieran nacido de esa manera. Pero no temas, todas las habilidades se desarrollan a través del aprendizaje y la práctica, y las habilidades interpersonales no son la excepción. La buena noticia sobre las habilidades es que, con suficiente determinación y práctica, incluso los menos confiados como nosotros, podemos mejorar nuestro rendimiento en el networking.

Vale la pena invertir tiempo y esfuerzo para mejorar tus habilidades interpersonales, ya sea que se estés comunicando o interactuando individualmente o en grupo, utilizando medios verbales o no verbales. Desarrollar tus habilidades interpersonales puede tener un impacto positivo tanto en tu vida profesional como personal, de eso no tengas duda.

¿Qué habilidades interpersonales tengo que desarrollar o mejorar para hacer networking?

Comunicación verbal

La comunicación verbal es comunicación hablada pero también incluye escuchar.

En la comunicación verbal, el remitente variará el volumen, el tono y la velocidad, pero es igualmente importante considerar cómo se recibe los mensajes de los demás.

Escucha activa

Intenta iniciar una conversación con alguien y escucha durante un tiempo, luego trata de recordar lo que te dijo. Es más difícil de lo que piensas y es probable que solo recuerdes aproximadamente la mitad de lo que te dijo porque te distrajistes.

La escucha activa es una técnica de comunicación que requiere que el oyente se concentre, comprenda, responda y recuerde lo que se dice. Para mejorar tus habilidades de escucha, practica haciendo un esfuerzo consciente no solo para escuchar las palabras que la otra persona está diciendo, sino, lo que es más importante, para comprender el mensaje completo.

Para hacer esto, debe prestar atención concentrándote en lo que la otra persona está diciendo (evitando la interrupción), proporcionando señales visuales que muestren que estás escuchando (como asentir con la cabeza) y respondiendo adecuadamente con comentarios.

No puedes  permitirte distraerse con nada más que pueda estar sucediendo a tu alrededor, o al pensar en una respuesta. Tampoco puedes aburrirte y perder el foco en lo que dice la otra persona.

  • Recuerda que sentirnos escuchados nos hace sentir valiosos y a partir de allí se construye una buena relación.
  • Evite las distracciones con la tecnología, asegúrate de que tu teléfono esté apagado o, al menos, en silencio.

Comunicación no verbal

La comunicación no verbal incluye expresiones faciales, gestos con las manos, contacto visual, posturas y cambios fisiológicos como sonrojarse. Si bien los cambios fisiológicos son en gran medida involuntarios, conocerlos en ti mismo y en los demás te ayuda a mantenerte en contacto con lo que está sucediendo en una conversación. Por ejemplo, qué tan interesado está una persona en lo que estás diciendo o si la cosa se está poniendo demasiado emocional.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es tener conciencia de uno mismo y de ser capaz de reconocer y manejar tus propias emociones y tu trato con las demás personas.

Tips para minizar el estrés y aumentar la confianza en eventos de networking

A continuación, te muestro algunos pequeños pasos que puedes tomar para minimizar el estrés y aumentar tu confianza en eventos de networking.

1. Prepárate

Evalúa la situación.

  • ¿Qué es lo peor que puede pasar?
  • ¿Cuántas personas habrán?
  • ¿Quién estará allí?
  • ¿Cómo entro en esa habitación?
  • ¿Cómo me relaciono con extraños?

Si es posible, intenta obtener la lista de asistencia antes de la reunión y revísala para encontrar personas que conozcas y personas interesantes con las que te gustaría hablar.

2. Llega temprano

Esto envía la impresión correcta, pero otro beneficio de llegar temprano es que si la idea de ingresar a una habitación llena de gente te atemoriza, habrá menos personas allí antes y podrás amoldarte a la situación poco a poco.

3. Networking one-to-one

Hablar con alguien one-to-one será más fácil que unirse a un gran grupo, así que para empezar acércate a alguien que esté solo y así te sentirás más cómodo.

4. Encuentra a un amigo

Si hay personas que ya conoces, búscalas primero. Ser presentado a los contactos de un amigo suele ser menos amenazante y esto puede llevarte a expandir tu red y ser presentado a otras personas con ideas afines.

5. Tómate un descanso

Puede ser agotador escuchar atentamente y responder las preguntas de otras personas, así que asegúrate de darte un descanso y escapar del lugar de vez en cuando.

6. Escucha

Si no estás seguro de querer estar en el centro del escenario, juega con tus puntos fuertes y escucha a los demás. Las personas aprecian a un buen oyente.

7. Haz preguntas abiertas

Si no quieres ser el que habla y deseas evitar esos temidos silencios incómodos, haz preguntas abiertas que generen una respuesta detallada. Dejar que otros hablen te dará tiempo para pensar en algo que contribuya a la conversación.

También puedes hacer lo siguiente, ten preparada una lista de preguntas que puedas realizar; entre ellas pregúntale a la otra persona sobre sí mismo. También puedes hablar un poco sobre ti y así la conversación debería fluir.

cómo hacer networking en un evento cuando eres tímido

A continuación, te voy a dar uno tips de lo que deberías hacer para hacer networking en un evento:

1. Planifica

Realizar networking requiere una inversión de tiempo y posiblemente de dinero, para ello tienes que planificarte, prepararte y mentalizarte.

  • Comienza tu preparación con mucha anticipación. Decide a quién vas a tratar de conocer y qué quieres obtener de esa reunión.
  • Calendariza los eventos que son relevantes para ti y a lo que puedes asistir, como seminarios, talleres, conferencias, congresos y reuniones.
  • Toma nota de las personas que asistirán y de cómo puedes acceder a ellas. Aquí, es importante que comiences haciendo un primer contacto comunicándote con esas personas vía online (redes sociales, email); así ese primer encuentro cara a cara será más cercano y familiar.

Construir, establecer y mantener una red de contactos requiere la inversión de mucho tiempo

También puedes realizarte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quiero obtener de este evento?
  • ¿Cómo va a ser mi comunicación verbal y no verbal?
  • ¿Cómo va a ser mi imagen? ¿Cómo voy a ir vestido?
  • ¿Qué quiero proyectar?
  • ¿Qué tarjetas de negocio voy a llevar?
  • ¿Con quiénes voy a conversar?
  • ¿Qué preguntas voy a hacer? ¿Qué voy a decir?

2. Ejecuta

Imagina que te encuentra con alguien que quieres conocer en un evento de networking por primera vez.

¿Qué deberías hacer?

Inicia la conversación

Hay muchas formas de iniciar una conversación: puedes hacer una pregunta, hablar sobre el clima o deportes, estrechar la mano de la otra persona o iniciar la conversación presentándote. Incluso una sonrisa puede ser suficiente.

Pero hay unas pautas que quiero que tengas en cuenta al momento de iniciar tu primera conversación con alguien en un evento de networking:

  • Primeramente, recuerda que todos están en ese evento por la misma razón y el objetivo principal es construir una buena relación. Si sientes nervios, despeja la mente, respira hondo y relájate.
  • Revisa Twitter y blogs para conocer las últimas tendencias de tu sector y puedas exponerlas como tema de conversación.
  • Puedes iniciar la conversación preguntando a la otra persona sobre sí mismo o hablando sobre ti.
  • Trata de recordar los nombres de las personas con las que estés hablando, esto crea conexión y cercanía .
  • Genera empatía y habla con alguien como si ya lo conocieras. No tengas miedo de hacer preguntas para facilitar el intercambio de información.
  • El contacto con los ojos promueve la confianza y el compromiso, pero demasiado puede ser intimidante; así que cambia tu mirada de vez en cuando mientras ves a la otra persona.
  • La buena postura se ve profesional y muestra confianza (además de hacerte sentir más seguro). Mantén un lenguaje corporal cálido y abierto.  Usa tus brazos y manos para enfatizar lo que estás diciendo o escuchando. Evita cruzar los brazos o las piernas, mantén las manos alejadas de la cara y los bolsillos, y asegúrate de sonreír.
  • Reconoce lo que dice la otra persona en forma de un gesto con la cabeza o de vez en cuando «uh huh», esto  le dice al hablante que todavía estás escuchando y además lo ayuda a mantenerse concentrado.

Continua la conversación

Ten una conversación coherente y segura. Trata de evitar la charla nerviosa o las divagaciones. Esto garantiza que las personas están recibiendo el mensaje que estás tratando de comunicar, pero también demuestra que eres un buen comunicador y les facilita una respuesta.

Cuando sea el momento adecuado, presenta más temas orientados a los negocios. Aquí puedes utilizar tu elevador pitch (adaptado a la situación y si es necesario).

Te podría interesar:

Cierra la conversación

Puedes cerrar y dejar una conversación de las siguientes formas:

  • Resume los puntos conversados, ofrece una tarjeta de presentación (si es apropiado) y agradece a la otra persona.
  • Puedes moverte junto a otro grupo que te permita entrar en la conversación.
  • La disponibilidad de aperitivos crea la oportunidad de dejar una conversación para tomar una galleta o servirte un café.

3. Evalúa

Después que realices networking, estoy segura que te llevarás a casa algunos contactos que serán valiosos para tu desarrollo profesional.

Pero es importante que entiendas que no se trata de coleccionar personas, sino de establecer una relación profesional a largo plazo y que beneficie a ambos. Por ello hay que cuidar y mantener esa relación, darle seguimiento a sus actividades y no perder el contacto: enviar emails, llamar de vez en cuando, asistir a otros eventos en donde esté esa persona presente.

Pero también hay otro punto que tomar en cuenta, decidir qué relaciones descontinuar y cuáles desarrollar puede ser difícil, pero la evaluación periódica de tus contactos es clave para garantizar que cumplas con los objetivos de tu carrera.

En dicha evaluación, ten cuidado de no desviarte de lo que se puede medir fácilmente, en lugar de lo que es realmente importante que es la calidad más no la cantidad.

En el ámbito online tenemos un buen ejemplo: puedes sentirte alentado por tener una gran cantidad de conexiones en LinkedIn, cientos de seguidores en Twitter y una gran cantidad de amigos en Facebook, pero lo que cuenta es la calidad de las interacciones, qué expresan los comentarios o las respuestas a tus contenidos.

Es probable que tus relaciones más productivas impliquen una comunicación regular con contactos que apoyen tus objetivos y estén dispuestos a recomendarte a otros.

¿Cómo administro mi cartera de contactos?

Existe un método creado por Phil Daniels de la Universidad Brigham Young, y aunque comúnmente es usado en el área de Recursos Humanos, se puede aplicar aquí para decidir prioridades.

El método se denomina SKS que significa:

Stop (Parar)

Keep (Continuar)

Start (Comenzar)

Este método te alienta a concentrarte en cosas importantes, te ayuda a darte cuenta del tiempo involucrado en comenzar o continuar ciertas acciones.  Hace que sea más fácil ver el punto de tener que dejar de hacer unas cosas con las que te sientes cómodo pero que no te brinda ni a ti ni a tus contactos ningún tipo de valor.

Se basa en tres preguntas:

  • ¿Qué debo dejar de hacer?
  • ¿Qué debo seguir haciendo?
  • ¿Qué debo comenzar a hacer?

Les dejo un ejemplo sobre este método (tomado del curso Business Fundamentals: Effective Networking de The Open University):

¿Qué debo dejar de hacer?

Aceptar solicitudes de «amigos» en LinkedIn de personas de las que nunca he oído hablar.

¿Qué debo seguir haciendo?

Compartir artículos interesantes sobre mi especialidad profesional con mi red de contactos, sobre la base de lo que sé acerca de sus intereses.

¿Qué debo comenzar a hacer?

Programar un horario regular cada semana para contactar de manera proactiva a algunos de mis contactos y preguntar cómo les va. Esta es una oportunidad para escuchar cómo les está yendo y tal vez ofrecerles algo sin esperar nada a cambio, al menos de forma inmediata.

conclusiones

Como ya has visto, hacer un networking efectivo requiere de mucho trabajo, pero más requiere de un nivel de autoconciencia y preparación para llevarlo a cabo.

Si se te hace difícil en un principio, puede ser útil  observar a los comunicadores realmente buenos para detectar técnicas que puedas adaptar para tu propio uso. Toma nota para recordar detalles importantes de nuevos contactos, pero ojo, hazlo después de la conversación y no durante.

También hay que tomar en cuenta algo muy importante, el networking constituye un costo de oportunidad porque requiere de un tiempo y esfuerzo que podrías dedicarlo en hacer otras actividades relacionadas a tu negocio, estudios o tu propia vida. Pensando en el networking como una relación de marketing donde se intercambia algo, el networker está intercambiando información y ayuda con contactos para futuras oportunidades que pueden o no materializarse.

Además, los retornos de la inversión en redes de contacto son difíciles de predecir en lo que respecta a su alcance y tiempo. Puede ser que la llamada telefónica que recibas ofreciéndote un trabajo o una alianza  sea el resultado de un contacto realizado hace dos años que incluso podrías haber olvidado. Esencial como que crear nuevas oportunidades, hacer networking puede suponer  una pérdida actual de recursos. De vez en cuando es necesario hacer un balance entre la calidad actual y el futuro potencial de tus relaciones al hacer networking.

guía para hacer un networking efectivo

Guia para hacer un networking efectivo

¿Te cuesta hacer networking? ¿Crees que estos tips te pueden servir de ayuda? ¿Aplicarías estos consejos o crees que hay otros que debería incluir? Me gustaría saber lo que piensas en los comentarios.

Puede que te interese...

2 comentarios en “Cómo hacer Networking cuando eres Tímido [Infografía]”

  1. Muy interesante. Todo lo que se pueda aportar sobre networking es poco, y has conseguido abordarlo desde un enfoque diferente. Me resulta útil, aunque en micaso el mayor problema que tengo es gestionar los contactos, la diversidad de fuentes desde la que vas conociendo a la gente puede dificultar mantener el contacto adecuadamente, por lo menos a mí me pasa. Muchas gracias por los consejos y un saludo.

    Responder
    • Hola Amaya, gracias por comentar. Efectivamente, como dices, se nos hace complicado gestionar nuestros contactos, puesto que son múltiples las actividades que tenemos y no nos da tiempo de hacer un acercamiento de vez en cuando. Considero que lo importante aquí es priorizar y enfocarnos en aquellos contactos que suponen un crecimiento en nuestra carrera profesional.

      Responder

Deja un comentario

Responsable: Rosana Rosas.
Finalidad: Gestionar los comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento aceptando la Política de Privacidad.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Los datos que me facilites están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de EEUU o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo Privacy Shield.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.